lunes, 9 de marzo de 2009

Un empate amargo



Decepción. Con ese término puede resumirse el sentimiento de la mayoría de aficionados del Real Murcia tras el partido ante el Elche. Un partido que acabó con empate a uno pero que debió decantarse del lado visitante, es decir, de un Murcia que es mejor pero que no supo demostrarlo en la segunda parte.


Porque fue ahí, en el segundo tramo de partido, donde los de Campos debieron comerse al Elche. Pero, en cierto modo, el conservadurismo grana propició que los franjiverdes estuvieran cómodos e incluso llegaran a la meta de Elía cuando deberían haber sido encerrados en su área.
Todo eso nos lo podríamos haber ahorrado si el fútbol fuera justo. Si los jueces de este deporte fueran impecables en sus decisiones. No fue así y el Murcia, que pudo verse con 0-3 en la primera media hora, perdió dos puntos por culpa, en primera instancia, de los árbitros.


Golpeó Despotovic primero tras un buen centro de Capdevila. El gol del serbio ponía al Murcia por delante y mostraba el camino de la victoria. Aunque el Elche había comenzado enchufado, ahora era el Murcia el que había cogido las riendas del choque, y encima, ganaba.


Apenas unos minutos después, Movilla ponía un balón impecable a Capdevila que se internaba en el área, recortaba a Caballero y le batía con la izquierda. Sin embargo, el linier anulaba el gol por un fuera de juego que sólo vieron ellos: la tele demuestra que Capde está un par de cuerpos por delante del último defensa.


Y encima, para colmo, no se señaló un penalti a Despotovic cometido momentos después. El Murcia estaba jugando mejor y merecía la victoria. Pero de ese posible 0-2 al 1-1. En los minutos destinados para los psicólogos, Miguel remataba un balón dentro del área del Murcia tras un fallo en el despeje de Xisco Campos y mandaba el balón a la red grana.


La segunda tuvo poca historia (el árbitro perdonó la expulsión a Acciari). El Murcia tuvo oportunidades al contragolpe pero ni Capdevila ni Despotovic estuvieron acertados. En definitiva, los de Campos tuvieron el partido en la mano, los árbitros se lo arrebataron, y el canguelo de perder un punto hizo el resto. Sikora salió a falta de tres minutos, por lo que se demuestra el miedo a perder del que adoleció el cuadro pimentonero.


Un punto de tierras ilicitanas y la próxima semana seguimos en horario mañanero y fuera de la Región. Hércules-Murcia, el domino que viene a las 12:00 horas, de nuevo en las cámaras de Canal +.

5 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

El Murcia no tiene suerte. De todos modos, debe seguir sumando puntos para certificar la permanencia pues el ascenso está muy lejos. Suerte ante el Hércules

un abrazo.

Sílvia dijo...

Hola!
Un partido especial siempre es complicado de ganar.
mejor suerte para el domingo.
saludos
Sílvia

futbollium dijo...

El Murcia tiene mejor plantilla que la mayoría de equipos de segunda pero la ansiedad de la permanencia juega en su contra . No creo que los pimentoneros tengan problemas para asegurar la permanencia .

Un saludo

Sergio Requejo dijo...

ya nos superasteis...
aqui en vigo ya tememos por un descenso que nos haga desaparecer...

Un saludo

Bocha dijo...

Y mala suerte... no... (¿?)

Crack me paso, saludos.

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com